El hotel japonés que despidió a la mitad de sus empleados robots por ineficientes

Los dueños del hotel Henn-na, también conocido como Hotel Extravagante, inauguraron su exclusivo servicio atendido por robots en 2015 para ahorrar costos y mejorar el servicio a los huéspedes. Pero en estos últimos años han provocado más molestias y problemas en la atención y es por eso que 243 robots han sido despedidos por ser poco eficiente en las tareas como la recepción de los turistas o el traslado del equipaje, de acuerdo a un reporte publicado por The Wall Street Journal.

Algunos de los robots despedidos fueron Churi, un robot que no podía responder las preguntas realizadas por los huéspedes en las habitaciones, ya que no contaba con las destrezas que tienen asistentes similares como Alexa de Amazon o Assistant de Google. Otros empleados, como los dos velocirraptors robóticos dejaron de ser útiles porque no podían fotocopiar los pasaportes de los clientes del hotel.

A su vez, el sistema robotizado de traslados de valijas estaba limitado en el movimiento a pocas habitaciones, y además solían tener problemas al chocarse entre sí.

En un momento donde los avances robóticos amenazan muchos puestos de trabajo de los humanos, el caso del hotel japonés Henn-na es un ejemplo de los problemas que conlleva aplicar la tecnología en diversas tareas realizadas por humanos. Los administradores del complejo dijeron que era más sencillo despedir a los empleados robots en vez de reemplazarlos, debido a los costos que conlleva la actualización del parque robótico.

A su vez, los humanos retomaron varios de los puestos vacantes, donde los empleados de carne y hueso se destacan al responder respuestas complejas o en el movimiento de los equipajes a las habitaciones. Algo que, por el momento, los desarrolladores de robots deberán perfeccionar las capacidades antes de postular a una de sus creaciones a un puesto en el hotel Henn-na.